PRUEBA DE INCLINACIÓN (“Tilt test”)

¿En qué consiste el test de inclinación?

Consiste en colocar al paciente desde la posición de decúbito (acostado) hacia la posición de pie sobre una mesa o camilla basculante y evaluar su respuesta cardiovascular (número de latidos cardiacos, presión arterial, electrocardiograma) al cambio de posición durante 30 minutos.

¿Qué preparación se requiere?

Requiere 4 horas de ayuno. El día del examen el paciente debe traer ropa cómoda; después de la prueba, el paciente puede desempeñar sus actividades habituales con normalidad.

¿Qué información proporciona?

Existe una respuesta normal automática en los latidos cardiacos, la presión arterial y el grado de contracción de los vasos sanguíneos cuando se produce un cambio de posición, desde acostado a la posición de pie, Existen diversos trastornos que se pueden diagnosticar con este examen en los cuales esa respuesta no es normal; la mayoría de estos trastornos son benignos, pero existen algunas formas más severas. También es muy importante este examen en la diferenciación con epilepsia o convulsiones, que en algunos casos es desafiante.

Métodos de Diagnóstico Cardiovascular